2.5.11

Saltar.

Le leí a un bloggero una vez una frase que se me grabo en la cabeza pero no termine de entender hasta después de que se murió M: "Saltar y Confiar" .
En Octubre del año pasado se murió M en un accidente con su bendita moto.
Con el tuvimos siempre una relación extraña, algo estaba teóricamente destinado a pasar, pero el momento nunca llegaba y quedaba todo en una nebulosa de emociones platónicas que jamas (jamas) se concretaron.
En los días que siguieron a su muerte tome 2 posturas:
1) llorar desconsoladamente todo el bendito día y arrepentirme de todo lo que jamas hicimos.
2) Entender lo que M siempre me dijo: Las cosas no pasan porque si, nosotros hacemos que pasen.

Creo en el destino... creo que el destino me marca un camino con infinitas posibilidades, con diferentes finales. Pero también creo que el camino que vaya a tomar no esta determinado por una fuerza mágica, sino que es resultado directo de mis acciones.
Creo en que mi cinismo y mi lógica nunca me hicieron feliz, porque solo teorizan cuando debería dedicarme mas tiempo a sentir.
Creo en que hay cosas que no tienen explicación y que soñar no esta tan mal... a veces es lindo perder la cabeza.
La vida esta llena de incertidumbres y a veces la gente que nos quiere, por querer hacernos un bien, nos lastima y nos deja la herida sangrando. Pero no entienden que a veces uno confía en lo que siente aunque la cabeza no lo pueda explicar. A veces el tiempo es el único que demuestra que algo estuvo bien o mal.

A veces solo hay que saltar y confiar... confiar en que todo va a salir bien.

2 comments:

Simplemente Flor said...

por desgracia a veces aprendemos las lecciones de la forma mas dura.

Pero el tiempo todo lo cura, las personas se curan y se vuelve a intentar... y empezamos de nuevo con una mirada diferente

PerSe said...

Se trata de eso, de saltar y confiar. No solo en el destino, sino tambien en vos. En el azar. En lo que sea. Pero confiar en algo. Hoy miro mi post http://perse79.blogspot.com/2010/03/saltar-y-confiar.html y ante tu situación parece una pavada. Pero en el fondo, la vida siempre es confiar para poder avanzar, y saltar para que sea realmente una vida.